El diario del Pibito Barro: Día 14

La Yoly me contó que el Gallego anda buscando a un pibe para que le dé una mano con las garrapiñadas y las tutucas que vende en la placita a los guachines que salen del colegio. Tiene un carrito re piola que de un lado tiene pintada la bandera de España y del otro, su nombre. Como si no supiéramos quién es… El Gallego casi fundó el barrio.

 

El Gallego siempre laburó solo, raro que ande buscando a alguien. Para mí es porque necesita compañía o buen cebador de mates. Y quién mejor que yo para eso.

 

Sé escuchar, hablar lo justo y necesario, soy laburador y por sobre todo: cebar tres termos de mate sin que la yerba se lave. Si habremos estirado la merienda-cena a puro mate con la vieja.

 

No creo que el Gallego me tire mucha plata, pero antes de estar al pedo en casa… Y lo bueno es que me queda el finde libre para conseguir otra changuita.

 

Seguro me compre ese bucito trucho de Adidas que encontré el otro día en la feria. No sé si es el ideal para ir a pedir laburo, pero es re fachero y desde que lo vi en el puestito, le tengo unas re ganas.

 

Tipo siete me voy a dar una vuelta por lo del Gallego. Me clavo el bucito nuevo y el jean que la vieja emparchó – se me había roto en la parte de los huevos, pero quedó flama arreglado- y si tengo suerte, me vengo con un laburito en el bolsillo.

 

Todavía no le conté nada a la vieja, así no se ilusiona. Porque si no se da, después se pone triste y me agarra la culpa.

 

Somos Conurbano / Todos los Derechos Reservados