"Docentes y no docentes están haciendo un trabajo inmenso en toda la Provincia"

Entrevistada por Somos Conurbano, la secretaria general adjunta de SUTEBA, María Laura Torre, ponderó el compromiso de les trabajadores de la educación y proyectó que, tras la pandemia mundial, “no vamos a volver a la misma escuela. Vamos a volver distintos, necesariamente”.

En reportaje en vivo por Instagram con Somos Conurbano, María Laura Torre, secretaria general adjunta de SUTEBA, el gremio de trabajadore/as de la educación más importante de la provincia de Buenos Aires, destacó el rol de la docencia frente a la pandemia.

Los docentes de la provincia de Buenos Aires hemos transitado muchas emergencias. En 2018 una emergencia, consecuencia de un plan económico, se llevó las vidas de Sandra (Calamano) y Rubén (Rodríguez). Seguimos exigiendo Justicia y escuelas seguras”, repasó Torre.

Y continuó: “Venimos de cuatro años de una devastación muy grande, donde se buscaba un Estado más flaco. Nosotros decíamos que queríamos un Estado que se fortalezca en políticas públicas y en algunos lugares parecíamos extraterrestres”.

Hoy la discusión sobre el Estado está en otro andamiaje, absolutamente diferente. Recordemos cuánto se bastardeó a Aerolíneas Argentinas y cuán importante es hoy el rol de nuestra línea de bandera, no sólo para repatriar a ciudadanos argentinos en el mundo sino como para traer los insumos sanitarios que necesitan nuestros hospitales. Se siente que hoy hay un Estado que nos cuida. Eso se ve muy claro mirando hacia Brasil, o hacia Estados Unidos, con gobernantes que están haciendo daño a sus pueblos”, completó.

PONER EL CUERPO

Desde Somos Conurbano consultamos a Torre cómo se viene garantizando el Servicio Alimentario Escolar (SAE) en los municipios bonaerenses.

“Cientos de docentes y no docentes de toda la provincia están yendo a las escuelas, primero fue a garantizar el comedor e inmediatamente se pasó a la entrega de los bolsones de comida a las familias de nuestros alumnos y alumnas” -ponderó Torre- “Es impresionante la labor, lo digo con mucho orgullo. Docentes y no docentes están haciendo un trabajo inmenso en toda la Provincia”.

Torre agregó: “A eso se suma la distribución de cuadernillos en las casas de las familias donde hay problemas de conectividad, por parte de la Provincia y el Ministerio de Educación de la Nación, en articulación con los municipios, las jefaturas distritales, los consejos escolares, los equipos directivos y en algunos distritos vía la Cruz Roja”.

“Y, sumado a eso, ningún compañero o compañera ha dejado de dar clases”, destacó la gremialista docente. Inmediatamente, se preguntó: “¿Y qué es dar clases en pandemia? empezamos con la incertidumbre de no saber cómo: aquí se pusieron blanco sobre negro las desigualdades en los hogares, en los de los alumnos y en los de mucho docentes. En la casa de los docentes, hay una sola computadora en la que tiene que dar clases el docente y recibir clases sus hijes. Acá quedaron en evidencia también las desigualdades al interior de la propia familia docente”.

PREOCUPACIÓN

La ayuda estatal no es suficiente en los barrios bonaerenses más vulnerados. Consultada por esto, María Laura Torre manifestó: “Estamos siguiendo con mucha preocupación la situación a lo largo y ancho de la Provincia”.

Hay situaciones en el segundo y tercer cordón del Conurbano que se viven con mucha angustia. Lo hemos planteado y rápidamente se tomaron decisiones, duplicando el presupuesto para los bolsones de comida. También se acompaña con otras políticas, la AUH, el IFE… Ahora se discute el tema de la garrafa, que empieza fuerte el frío. Pero por supuesto no alcanza, no es suficiente”, puntualizó.

SOBRECARGA LABORAL Y TAREAS DE CUIDADO

El (los) trabajo(s) desde casa, lejos de conformar una situación de comodidad, está sobrecargando de obligaciones a les docentes.  “Lo nuestro no es teletrabajo, es trabajo docente en un momento excepcional”, remarcó Torre. Y describió: “Hay una sobreexigencia laboral. A veces las maestras están respondiendo consultas por whatsapp desde las 10 de la mañana hasta las 12 de la noche. Y a veces hay angustia porque no hay respuestas del otro lado. . Estamos con una forma de trabajo transitoria y diferente. Los tiempos de a poco se empiezan a regular”.

La sindicalista docente contextualizó que “la mayoría de nuestrxs compañerxs son mujeres, que a su vez trabajan en su hogar, un trabajo no visibilizado y no pago: las tareas domésticas y las tareas de cuidado, que recaen sobre todo en las mujeres”.

EVALUACIÓN SÍ O NO

En las familias y estudiantes persiste la preocupación sobre qué va a pasar con el presente ciclo lectivo, atendiendo a que, aun pudiendo flexibilizarse la cuarentena en próximas semanas, la vuelta a las aulas va a seguir postergada. María Laura Torre abordó este asunto.

“La evaluación no es sinónimo de calificación o de hacer un boletín. Estamos viendo cómo se reconstruye. Aunque se llame ‘aula virtual’, no hay aula, el aula se construye colectivamente: no pensamos que sea momento de pensar en calificaciones, es momento de no romper los vínculos. Es momento de pensar cómo estamos construyendo y formando en cada nivel, el inicial, la primaria, la secundaria y también la formación docente”, aseveró Torre.

CICLO LECTIVO 20/21 O “BLOQUES” PEDAGÓGICOS

En la misma línea temática, Torre expresó: “Lo más importante es llevar tranquilidad a las familias. Es posible imaginar un ciclo lectivo 20/21, queda como debate abierto la situación de quienes egresan este año”.

“Quizás se trate de pensar un bloque pedagógico, no en términos de primer grado, segundo grado, sino pensar en bloques de enseñanza”, explicó.

Junto a la sobre-exigencia laboral, “todas estas cuestiones las vamos a plantear al Ministerio de Educación, ya no desde Suteba, sino desde nuestro gremio nacional, la CTERA”, precisó la sindicalista docente. La reunión con el ministro Nicolás Trotta está prevista para los próximos días.

“NO VAMOS A VOLVER A LA MISMA ESCUELA”

“La escuela pública siempre estuvo en los peores momentos. No sólo los edificios: quienes los habitamos. Nosotros siempre estuvimos en cada emergencia, y siempre volvimos: volvimos después del asesinato de (Carlos) Fuentealba, después de Sandra y Rubén, después de las inundaciones, después del 2001… Ojalá que esta vez, cuando volvamos, no tengamos que contar a muchos menos, en nuestras escuelas, en las familias, en nuestros hogares”, expresó Torre.  Y dejó en claro: “No vamos a volver a la misma escuela. Vamos a volver distintos. Necesariamente tenemos que volver distintos”.

“Esta crisis nos hizo pensar muchas cosas. No sólo la necesidad de tener un Estado fuerte, para que ningún médico tenga que decidir a quién se le pone a un respirador y a quién no, sino de ser capaces de pensarnos colectivamente, de discutir que ganen un poco menos quienes  tienen fortunas, un sector muy minoritario con un poderío económico inmenso”, reflexionó Torre. Cabe recordar que la propuesta nació y fue escrita por la CTA, la central sindical a la que adscribe SUTEBA.

“Tengo mucha confianza en que vamos a sacar un aprendizaje de esta crisis… si no aprendemos de esta, va a costar mucho aprender algo en el futuro... Creo que vamos a salir más fortalecidos, no más ricos, sino con más certezas sobre qué tenemos que discutir, sobre con quién y hacia dónde tenemos que caminar, con el horizonte de un país más humanitario”, concluyó la trabajadora de la educación.

 

 

Somos Courbano / Mayo 2020