Pandemia y más allá: la Provincia reforzó el equipamiento hospitalario

En paralelo al trabajo para enfrentar la pandemia de Covid y a fin de garantizar la atención de los pacientes con otras patologías, se abrieron quirófanos y se adquirió tecnología de última generación para reforzar todo el sistema de salud.

 

 

Si bien la contingencia por COVID-19 fue la prioridad del Ministerio de Salud bonaerense, en forma paralela, se avanzó con el trabajo previsto desde el inicio de la gestión en diciembre pasado para reforzar la capacidad de atención en todas las especialidades hospitalarias, mediante el equipamiento de los servicios de Hemodiálisis y Cardiovasculares por ejemplo; y la apertura de nuevos quirófanos con tecnología de avanzada.

 

 

Por esto, se entregaron 17 ecógrafos portátiles de alta definición en centros de salud del Conurbano y el interior bonaerenses, que fueron distribuidos de forma rápida y equitativa en función de las necesidades de cada región en hospitales provinciales, municipales y Unidades de Pronta Atención.

 

 

En relación al equipamiento no ligado exclusivamente a la pandemia, se puso en funcionamiento el angiógrafo del hospital Presidente Perón de Avellaneda, inactivo desde hace dos años. De esta manera, los vecinos y vecinas de la región no deben ser derivados a otros centros de salud para acceder a este estudio que puede salvar vidas.

 

 

Por otra parte, para el refuerzo de los servicios de Hemoterapia bonaerense, la cartera sanitaria sumó cinco máquinas para realizar “aféresis”, la técnica mediante la cual se separan los componentes de la sangre que se necesitan. Estos equipos fueron entregados al hospital “Penna” de Bahía Blanca, al “Vicente López y Planes” de General Rodríguez y los tres restantes al Centro Regional de Hemoterapia, inaugurado este año en Tres de Febrero.

 

 

En esta decisión del gobierno provincial de fortalecer el sistema de salud en general, este año se adquirieron también 9 equipos de hemodiálisis y 5 de osmosis portátiles, para aumentar la capacidad de la atención de pacientes con insuficiencia renal.

 

 

También se dio respuesta a los hospitales que se encontraban saturados en su capacidad de atención, con dos máquinas de terapia de reemplazo renal continuo, de última generación, especialmente diseñadas para pacientes en estado crítico.

 

 

Por otra parte, en el hospital San Juan de Dios de La Plata, se sumaron dos videobroncoscopios; uno para diagnóstico y otro para tratamiento.

 

 

Por último, se pusieron en marcha en el hospital provincial Lucio Meléndez de Adrogué cuatro nuevos quirófanos totalmente equipados y una torre de endoscopia. Estas obras estaban paralizadas desde el 2017 y fueron reiniciadas a principios de la gestión de Kicillof.

 

 

Somos Conurbano / Todos los Derechos Reservados